Buscar

Alexander Hamilton…“El padre fundador que nació en el Caribe”

Nació fuera del matrimonio en Charlestown, en la hoy federación de San Cristóbal y Nieves (Federation of Saint Kitts and Nevis) que forman un país del norte antillano, en concreto de las islas de Sotavento del mar Caribe, el 11 de enero de 1757, y como las islas estaban bajo el dominio británico a partir de 1713, Hamilton nacía como tal.


Su padre, de origen escocés, James A. Hamilton, era el cuarto hijo de Alexander Hamilton, laird de Grange, Ayrshire. Su madre, Rachel Faucette, era medio británica y medio francesa hugonote.


Huérfano de niño por la muerte de su madre y el abandono de su padre, Hamilton fue criado por un primo mayor y más tarde por una próspera familia de comerciantes. Se le reconoció su inteligencia y talento, y un grupo de ricos hombres locales le financiaron viajar a la ciudad de Nueva York a continuar su educación. Hamilton acudió al King's College (hoy universidad de Columbia), y eligió quedarse en las trece colonias en busca de fortuna.


Fue economista, estadista, político, escritor, abogado, y el primer secretario del tesoro de los Estados Unidos. Fue uno de los padres fundadores de los Estados Unidos, un influyente intérprete y promotor de la constitución de los Estados Unidos, así como el fundador del sistema financiero de la nación, el partido federalista, la guardia costera de Estados Unidos y del periódico The New York Post. Como el primer secretario del tesoro, Hamilton fue el principal autor de las políticas económicas de la administración de George Washington.


Lideró la financiación de las deudas de los estados por el gobierno federal, así como el establecimiento de un banco nacional, un sistema tarifario, y unas relaciones comerciales amistosas con Gran Bretaña. Su visión incluía un fuerte gobierno central liderado por una vigorosa rama ejecutiva, una fuerte economía comercial, con un banco nacional y apoyo a las manufactureras, más un ejército potente.



A esto se opusieron los agrícolas de Virginia Thomas Jefferson y James Madison, quienes formaron un partido rival, el partido demócrata-republicano. Preferían estados fuertes basados en la América rural y protegidos por milicias estatales en oposición a un ejército y una marina federales poderosas. Denunciaron que Hamilton era demasiado amistoso hacia Gran Bretaña y la monarquía en general, y demasiado orientado a las ciudades, los negocios y la banca.

Interrumpió sus estudios antes de graduarse cuando el College cerró sus puertas durante la ocupación británica de la ciudad, ​participó de manera destacada en la guerra de la Independencia.


A comienzos de la guerra en 1775, se unió a una compañía de milicia. A principios de 1776, reunió una compañía de artillería provincial, de la que fue nombrado capitán.


Pronto se convirtió en ayudante de campo del general Washington, el comandante en jefe de las fuerzas americanas. Hamilton llevó a cabo numerosas misiones encargadas por Washington para que transmitiera planes a sus generales.


Después de la guerra, Hamilton fue elegido como representante del congreso de la confederación por Nueva York. Dimitió para dedicarse al derecho, y fundó el banco de Nueva York.


Hamilton estaba entre aquellos insatisfechos con un gobierno nacional débil. Lideró la convención de Annapolis, que influyó decisivamente para que el congreso emitiera una llamada para la convención de Filadelfia, para crear una nueva constitución. Tomó parte en la redacción de la constitución de los Estados Unidos.


Para lograr convencer a los neoyorquinos de la necesidad de aprobarla, pidió a James Madison y John Jay que contribuyeran a una serie de ensayos bajo el seudónimo «Publius», conocidos habitualmente como los «papeles federalistas» (The Federalist Papers).


Los expertos en historia y eruditos atribuyen 51 de los 85 papeles federalistas a Alexander Hamilton, 5 a John Jay y 29 a James Madison; motivo por el cual también se conoce a Alexander Hamilton como «El padre de los papeles federalistas». Los «papeles federalistas» son, hasta la fecha, la referencia única más importante para la interpretación de la constitución.


Hamilton se convirtió en el miembro líder del gabinete en el nuevo gobierno, bajo el presidente Washington. Era un nacionalista, que enfatizó un fuerte gobierno central y con éxito arguyó que los poderes implícitos de la constitución proporcionaban la autoridad legal para fundar la deuda nacional, asumir las deudas de los estados, y crear un bando respaldado por el gobierno, el banco de los Estados Unidos. Estos programas se financiaron principalmente con un arancel sobre las importaciones, y más tarde también por un impuesto sobre el whisky muy controvertido.


Para superar el localismo, Hamilton movilizó una red nacional de amigos del gobierno, especialmente banqueros y hombres de negocios, en lo que pasó a ser el partido federal de los Estados Unidos, primer partido político en la historia de los Estados Unidos, el cual dirigió hasta su muerte.


Un tema principal en la emergencia del sistema bipartidista de los Estados Unidos fue el tratado Jay, en gran medida diseñado por Hamilton en 1794. Estableció relaciones comerciales amistosas con Gran Bretaña, para disgusto de Francia y los defensores de la revolución francesa.


Hamilton desempeñó un papel central en el partido federal, que dominó la política nacional y estatal hasta que perdió la elección de 1800 frente al partido demócrata-republicano de Jefferson.


Alexander Hamilton es considerado a menudo el «santo patrón» de la escuela americana que, según algunos historiadores, dominó la política económica norteamericana a partir de 1861. Apoyó firmemente la intervención gubernamental en favor de la industria y el comercio nacional, a la manera de Jean-Baptiste Colbert, desde el otoño de 1781.


Hamilton se oponía a los postulados británicos del comercio libre, que consideraba que favorecían los intereses de las potencias colonialistas e imperialistas, en favor del proteccionismo norteamericano, que según él favorecerían el desarrollo industrial y la economía de las naciones emergentes.



En 1795, volvió a la práctica del derecho en Nueva York. Intentó controlar la política del presidente Adams (1797-1801). De 1798 a 1799, Hamilton llamó a la movilización contra Francia después del caso XYZ y se convirtió en comandante de un nuevo ejército, que preparó para la guerra. Sin embargo, la cuasi-guerra nunca fue oficialmente declarada y no implicó ninguna acción militar, aunque se combatió duro en el mar. Al final, el presidente Adams encontró una solución diplomática que evitó la guerra con Francia.


La oposición de Hamilton a la reelección de Adams ayudó a su derrota en la elección de 1800. Jefferson y Aaron Burr empataron por la presidencia en el colegio electoral en 1801, y Hamilton ayudó a derrotar a Burr, a quien él encontraba carente de principios, y a la elección de Jefferson a pesar de sus diferencias filosóficas.


Hamilton continuó sus actividades legales y de negocios en la ciudad de Nueva York, y fue activo a la hora de terminar con la legalidad del comercio internacional de esclavos.


El vicepresidente Burr concurrió a las elecciones para gobernador del estado de Nueva York en 1804 y Hamilton hizo campaña contra él, considerándolo indigno.

Burr se ofendió y lo desafió a duelo, que tuvo lugar el 11 de julio de 1804, falleciendo a l día siguiente como consecuencia de las heridas.

Alexander Hamilton falleció en Nueva York, el 12 de julio de 1804, dejando para la posteridad su inmensa obra civil, y la firma en la constitución de los Estados Unidos de América.


Visit Schmidt Fine Art Gallery to view their Collection of art




4 vistas
 
  • LinkedIn

©2020 por VenezuelaenHouston.info