Buscar

EL PANTEON NACIONAL

l Panteón Nacional de Venezuela es el altar en el que reposan los restos de los personajes inmortales de la historia de Venezuela


Patrocinado por Schmidt Clothing. Compre ahora en ropa schmidt




El día 16 de diciembre de 1842 a su regreso desde Santa Marta, a las cinco de la tarde, llegaron los restos mortuorios del Libertador Simón Bolívar a Caracas acompañados de una numerosa comitiva. Una multitud lo acompaña desde la Puerta de Caracas a la Iglesia de la Santísima Trinidad, en hombros de viejos amigos, lo sigue todo el pueblo con ojos llorosos.


Suscribace a nuestro blog


El féretro que guardaba los restos del Libertador Simón Bolívar, pasa la noche en aquella modesta capilla que construyera Juan Domingo del Sacramento Infante a mediados del siglo XVIII, pero que fue destruida casi totalmente por el terremoto de 1812. Esa noche, se hizo una vigilia, mientras en los exteriores caía un torrencial aguacero como si el cielo sobre Caracas también llorara el regreso ya cadáver de su hijo más grande.


A las diez de la mañana del día siguiente, el 17 de diciembre de 1842, entre dobles de campanas y disparos de cañón, la procesión da inicio desde la Iglesia de la Santísima Trinidad, hasta la Iglesia de San Francisco donde se rendirían los honores funerarios o el velatorio oficial de un país agradecido en la ciudad que tanto amo, que le vio nacer y que le dio el título de Libertador.

Luego de una muy lenta reconstrucción bajo la dirección de varios ingenieros, 32 años después en 1874, aquella iglesia de la Santísima Trinidad pasó a convertirse en el actual Panteón Nacional, a través de un decreto especial promulgado por el entonces presidente, Antonio Guzmán Blanco, pero vendría a ser el 28 de octubre de 1875, día de San Simón cuando fue inaugurada sin estar totalmente terminado aún.

Por otra parte, la escogencia de este templo para tan particular destino fue motivada por sus antecedentes históricos, porque además de lo ya descrito referido a los restos del Libertador en 1842, en ella también fueron sepultados, en 1851, los restos del Marqués del Toro y más tarde, los de José Gregorio Monagas, Andrés Ibarra y Ezequiel Zamora.



Transitar por el Panteón Nacional es rememorar la gloria de la historia de los próceres de la independencia y otros personajes icónicos de nuestra venezolanidad, los cuales han hecho aportes invaluables en la construcción de la patria, aquella que fue un sueño de los libertadores.

En su interior se encuentran 17 pinturas del artista criollo Tito Salas, que representan pasajes de la vida y obra de Simón Bolívar, además de exaltar los valores patrios como el Valor, el Héroe, la Patria, la Lealtad y la Sabiduría, siendo la Apoteosis de El Libertador la más representativa porque simboliza la Gloria. Este lienzo está ubicado en la nave central del recinto y fue instalado en 1942 a propósito de los 100 años de la llegada de los restos mortales de El Libertador a Caracas.

Un total de 140 personajes emblemáticos reposan en el Panteón Nacional, aunque ya, el más importante, el que fue el centro de todo…ya no reposa dentro de él, los restos del Libertador fueron trasladados a un edificio contiguo, que aunque forma parte arquitectónicamente hablando del Panteón Nacional, dentro de él, Bolívar ya no está flanqueado por sus colaboradores de aquella gran epopeya libertadora.



Ya no tendrá Bolívar sus conversaciones entre alucinaciones autocopias con Páez, ni con José María Vargas…ni discutirá con los hermanos Monagas, ni escuchara tocar a Teresa Carreño, ni escuchara recitar a Teresa de la Parra…ya no podrá ser interlocutor entre los esposos Arismendi, ni podrá recordar con los hermanos Ibarra las travesuras de sus infancias en San Jacinto, ni las conspiraciones cuando eran parte de la Sociedad Patriótica en las caballerizas de la Quinta Bolívar, ni se reirá cuando aun hablando en inglés, no se entiendan bien los generales Charles Minchin (Inglés) y el general de División Daniel Florencio O'Leary (Irlandés)…ni tampoco se cansara de agradecerle a Juan Uslar su gesto de lealtad hasta las lágrimas cuando su ataúd, (el de Bolívar), fue bajado de la goleta de guerra Constitución en La Guaira…ya no podrá hacerlo, porque ahora él, Bolívar, El Libertador… está solo en un cuarto aparte en el Panteón Nacional.


Suscribace a nuestro blog


Patrocinado por Schmidt Clothing. Compre ahora en ropa schmidt




2 vistas0 comentarios
 
  • LinkedIn

©2020 por VenezuelaenHouston.info