Buscar

La historia de la primera canción que llegó al espacio profundo

Por Agni Mogollón



Un detalle que a menos que seas un fans furibundo de los Beatles pocos más conocen, y es que el 5 de febrero de 2008, una canción de los 4 de Liverpool, hizo honor a su nombre al ser transmitida por la NASA a través de ondas acústicas en dirección a la estrella Polar, a 431 años luz de la Tierra, ese día, los Beatles realmente atravesaron el universo.


Para aquello, la NASA utilizó su Deep Space Network para transmitir «Across the Universe» de los Beatles por todo el universo. La canción viajó a 300.000 kilómetros por segundo hacia la estrella North Star Polaris, que no es otra sino la “La Estrella Polar”, situada a unos 431 años luz de nuestro planeta.


Deep Space Network es una red internacional de antenas que ayuda a las emisiones de exploración en el universo. En el lanzamiento de la canción colaboró el complejo de comunicaciones que tiene la NASA en Robledo de Chavela, en Madrid.


No era la primera canción del grupo de Liverpool en ser utilizada por la NASA para este tipo de eventos. La habían precedido títulos tan míticos como «Good Day Shunshine», «Here Comes the Sun»; «Ticket to Ride» y «A hard Day's Night», para los astronautas en las capsulas en las misiones tripulados a lo largo de los anos, pero ciertamente nunca antes se había enviado ninguna canción al espacio profundo.


La NASA eligió esa legendaria canción porque se conmemoraba el cuarenta aniversario de la grabación de la misma y el cincuenta aniversario de la fundación de la agencia espacial norteamericana. Para poder «lanzarla» fue preciso conseguir los permisos de Paul McCartney, Yoko Ono y las dos discográficas con derechos sobre la música de los Beatles.


McCartney pidió enviar al espacio un saludo muy especial: «Manden mi amor a los extraterrestres». Por su parte, Yoko Ono calificó el envío de «un evento importante», y la compañía Apple Records, una de las disqueras involucradas estuvo de acuerdo bajo el argumento de que “Siempre es bueno explorar nuevos mercados”





“Jai guru Dev om” el mantra de "Across the universe"


Escrita en 1968, “Across the universe” nació tras un viaje a India realizado por los Beatles junto a sus esposas y algunos amigos aquel mismo año. En aquella travesía, se reunieron con el gurú Maharishi Mahesh Yoghi, de quien aprendieron sobre lo que era la ‘meditación trascendental’.

Este canción forma parte del álbum No One’s Gonna Change Our World de 1969, con letras que hablan de “piscinas de tristeza”, “olas de alegría”, “sonidos de risas” y “sombras de luz”, frases interpretadas como una oda al quiebre entre Lennon y Cynthia Powell, pero el propio Lennon desmintió aquella creencia asegurando que las palabras nacieron “puramente de la inspiración y me fueron dadas” , según registra la revista Rolling Stone. “No soy dueño de ella, se desarrolló de esa forma”.


El coro de la canción reza “Jai guru Deva… om”, una frase indescifrable para quienes desconocen el sánscrito. John Lennon solía meditar repitiendo estas palabras que se pueden traducir como: “Gloria al maestro espiritual” o “Doy gracias al guru Dev”, quien fue el maestro hindú de quien aprendió Maharishi; seguido del “Om” usado comúnmente para relajarse invocando la energía del universo. “Esta es una de las mejores letras que he escrito”, dijo John Lennon a Rolling Stone. “De hecho, puede ser la mejor. Es buena poesía, o como que lo llamen, sin procesarlo”.


Los Beatles grabaron “Across the universe” solo una vez en 1968, y posteriormente, fue editada dos veces más. Fue lanzada oficialmente en 1969 en el álbum No One’s Gonna Change Our World, pero la versión original puede encontrarse en el álbum Let It Be… Naked (2007).


Por aquellos años mágicos y trascendentales de los 60’s, en la estructura contracultural que se desarrollaba alrededor del mundo, millones nos sentimos influenciados por aquel viaje de los Beatles a la India, y comenzamos a transitar por la lectura de textos, de poesía como Kipling, de arte como Warhol, Higgins o sobre filosofía como las ideas de Stephen Gaskin, y a profundizar en aquellas rutas del hinduismo, del budismo, de lo espiritual, a leer, a cuestionarnos, a investigar, a buscar más allá de lo tradicional, de las creencias de fe originarias en nuestros hogares familiares…íbamos un poco más allá del mundo espiritual y religioso que había nacido en la cuenca del mediterráneo y más hacia la enseñanza de muchos siglos de experiencias místicas encerradas en la Biblia, la Tora, la Cabala, el Bhagavad Gita, y hasta de los evangelios apócrifos o extracanónicos….fueron tiempos de búsquedas profundas que solidificaron la fe original de muchos, otros las complementamos y otros muchos las practicaron devotamente, pero siempre con el resultado fundamental que, todo aquel ejercicio de introspección, nos envolvió a toda una generación que vivimos todo aquello en tiempo real, y que como resultado nos configuro como mejores seres humanos.



Y quien sabe si ese mantra en sanscrito envuelto en esa canción, y que aun hoy sigue su rumbo hacia la Estrella Polar, reciba respuesta alguna vez en la misma lengua de los Vedas…pero no lo sabremos, no al menos en esta vida.








Visite la Galería de Bellas Artes Schmidt para ver su colección de arte




53 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo