Buscar

Vengo de ver al general José Antonio Páez

Actualizado: 8 de jun de 2020

Presentada por Schmidt Fine Art Gallery


Quise titular este articulo así, para darle un toque de fantasía imaginaria al lector sobre un hecho real e históricamente cierto que ocurrió en aquella Caracas de 1973. Imaginemos la cara de sorpresa, o la reacción de una esposa en 1973, a la que su marido al volver una noche del trabajo a su casa le dice,” Mi amor, Vengo de ver al general José Antonio Páez”, ¡la esposa inmediatamente debe haberle respondido!, o estas borracho o te estas volviendo loco!, reacción por demás justificada ya que para 1973 el personaje al que se refería su marido cumplía para entonces exactamente un siglo de muerto, pues el general Páez había fallecido el 6 de mayo de 1873.


Susrcibace a nuestro blog

En 1973, para conmemorar el primer centenario de la muerte del héroe de Las Queseras, el presidente Rafael Caldera ordenó la colocación de un mausoleo que había sido donado por el Dr. Manuel Vicente Rodríguez Llamozas, descendiente directo de María del Rosario Páez de Llamozas, hija del prócer con doña Dominga Ortiz, en el sitio donde reposaban los restos del Centauro de los llanos en el Panteón Nacional.

Para cumplir con las instrucciones del presidente, altos funcionarios de la Dirección de Ceremonial y Acervo Histórico de la Nación se dirigieron al Panteón Nacional en compañía de artistas, obreros y artesanos.-

Cuando el propio director de nombre Marcos Paris del gallego, dio la orden de levantar una losa del piso, debajo de la cual se encontraba el ataúd de acero con los restos de Páez, ocurrió un hecho que paralizó de emoción a todos los presentes, al levantar la losa se observó la parte superior del ataúd semiabierta y cuando se quitó para proceder a colocar otra, se pudo ver a José Antonio Páez tal cual era en vida.

El estupor creció cuando el pelo gris y lacio del llanero se movió ligeramente con la brisa y un mechón cayó sobre su frente amplia y generosa. Su mano derecha estaba sobre su noble corazón y el brazo izquierdo se veía extendido en toda su longitud.

Su paltó levita le daba aspecto de gobernante a punto de dictar órdenes de gran trascendencia, como las miles que emitió en su larga e interesante vida.




Páez, el héroe de mil batallas, el fundador de la Cuarta República, el controversial llanero, el "Rey de los Araguatos" como le llamaron sus enemigos, estaba allí como si el tiempo se hubiera detenido el 6 de mayo de 1873.

Los testigos, París entre ellos, recuperaron poco a poco el aliento perdido por la impresión y cerraron con respeto y amor el féretro del más grande y genial de los militares venezolanos.

Aquella increíble preservación del cuerpo del General Páez fue posible gracias a la técnica y profesionalismo en el proceso de embalsamado, el cual fue hecho gratuitamente por el médico cubano Federico Gálvez en la ciudad de Nueva York en 1873, y fue gracias a su impecable trabajo, lo que permitió que los ojos asombrados de unos pocos privilegiados vieran el cuerpo intacto de aquel superhombre, cien años después de haber concluido su ciclo vital.

En un artículo de prensa, relato el periodista Carlos Alarico Gómez mucho tiempo después refiriéndose a lo ocurrido, “Páez, el héroe de mil batallas, el fundador de la Cuarta República, el controversial llanero, el "Rey de los Araguatos" como le llamaron sus enemigos, estaba allí como si el tiempo se hubiera detenido el 6 de mayo de 1873, a las 7:25 a.m. cuando falleció en la casa Nº 24 de la calle 20 Este de Nueva York.

También cuenta el periodista Alarico Gómez en su relato, que el presidente Caldera al

recibir el informe del alto funcionario de la Dirección de Acervo Histórico Marcos Paris del gallego, sobre lo que habían vivido en el panteón Nacional, este le expresó: “París, no diga nada. Dejemos a los muertos descansar en paz”.

Yo no sé quién pudo haber sido, de entre aquellos testigos, el protagonista de mí fantasía con la escena de aquel marido y su esposa aquella noche imaginaria al volver a casa …pero narro basándome en el relato de Alarico Gómez este hecho histórico y verdadero, porque soy de la creencia que los venezolanos tienen derecho a no solo saberlo, sino a conocer las pequeñas historias de sus pilares morales, de sus valores, de su historia, en fin…de su tierra.


Presentada por Schmidt Fine Art Gallery



Susrcibace a nuestro blog




15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 
  • LinkedIn

©2020 por VenezuelaenHouston.info